Shirin-Yoku: Los directivos se reúnen engullidos por la naturaleza

Un equipo de personas se adentra en un bosque, no tienen porque ser ni muy recóndito ni muy boscoso, y en un espacio que ellos determinan realizan su sesión de trabajo previo disfrute de estar en un lugar diferente, respirar oxigeno limpio y disfrutar del día como algo especial se tratara.

Esta es, la última tendencia de Equipo Humano en la productividad y unión de los directivos en la propia empresa con el objetivo de tener un visión compartida que pueda llevarles hasta un fin determinado, el éxito, tener resultados positivos.

Shirin – Yoku puede ser traducido como “baños de bosque”, y no es nada más ni nada menos que sacar a las personas de su zona de confort y llevarlos a un espacio singular donde los propios directivos tienen que disfrutar de la propia naturaleza, saborearla, respirar aire puro y desarrollar los sentidos más inconscientes que tenemos.

Lo que los directivos se están dando es un “baño de bosque”, o como se conoce en japonés “shirin-yoku” una practica terapéutica surgida en Japón hace 30 años.

El Shirin-yoku reduce el estrés, mejora la presión sanguínea, bajan los niveles de glucosa en sangre, se reduce la actividad presión sanguínea y se estabiliza la actividad nerviosa autónoma de nuestro cerebro, conclusióm el mejor escenario para definir y establecer estrategias de negocio de futuro y obtener los mejores resultados para la empresa.

Durante parte de la mañana los directivos se dedican a pasear, que no es senderismos, guiados por un experto psicólogo que les va realizando diferentes ejercicios de respiración, de autocontrol, de autoconsciencia, con el objetivo que tengamos una conciencia de sí mismos que aumente la productividad en el puesto de trabajo.

A lo largo de esa mañana se tienen diferentes reuniones en diferentes grupos, sentados en el suelo alrededor de una manta para obtener conclusiones de futuro, y poder poner en marcha acciones que mejoren la rentabilidad de la empresa, estableciendo planes de acción que mejoren la empresa.

Durante más de seis meses empresas del tamaño de C&A, BBVA Corpotare e incluso pymes de menor tamaño han descubierto los beneficios de involucrarse en la naturaleza para conseguir objetivos.

Otras han tenido la oportunidad de disfrutar de estos paseos que han mejorado su “ser de vida” y sobre todo sus resultados como directivos. Han comprendido la importancia de estar en paz consigo mismo y dejar de lado los estereotipos establecidos, para pensar de una forma diferente  y poder afrontar el futuro de una forma prometedora.

José Enrique García

Director General de Equipo Humano

Presidente de Fundación Equipo Humano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *